miércoles, 24 de agosto de 2011

El Amor




 Te abrí el vientre
y moje mis manos en tu sangre
Pensé: “beberé”
Lo hice
Y fue veneno

Rocié con ella
las esquinas de mi jardín
Pensé: “así matare las hormigas”
Lo hice
Y ellas se pusieron a bailar
frenéticamente

La puse en un balde
mezclada con perfumes
Pensé: “limpiare mi casa”
Lo hice
Y mi casa se transformo
en un pantano

Enloquecí

Y comencé a repartirla
por el mundo
Se la di a los jóvenes
A los viejos
A las mujeres
hombres y niños
Se la di a los animales de los bosques
de las selvas
los ríos y los mares
Se la di a las aves
La esparcí sobre los campos
sobre las montañas
los desiertos y los valles

Todo tenia tu sangre

Todos eran felices
y bailaban y cantaban
y era el paraíso terrenal

Del cual    yo
                         Estaba excluido

Así que

Devolví la sangre a tu cuerpo
y cosí tu vientre

Abriste los ojos y me miraste
Te bese mientras lloraba
y te pedía perdón

                               (por lo de la sangre)
                              no dijiste una palabra

solo me abrazabas
y me besabas

yo sabia
que eso era el amor

Luego cambiamos de roles

Cuando abriste mi vientre
                                                  No me dolió.

3 comentarios:

  1. Es un excelente poema... me puso la piel chinita de la emoción... De verdad excelente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Que bueno que te haya emocionado

      Eliminar